Posts Tagged rejuvenecimiento

Desde mejorar tu silueta a eliminar los ronquidos… Todo lo que Fotona SP Dinamys Pro puede hacer por ti

Remodelar tu silueta; rejuvenecer el rostro; eliminar manchas, arrugas, imperfecciones cutáneas, bolsas en los ojos, varices, tatuajes; acabar con los ronquidos, solucionar problemas ginecológicos, hacer desaparecer los hongos de las uñas… Pocos dispositivos médico estéticos son tan útiles para tantos casos diferentes como el nuevo láser elegido por la Dra. M. Ponga para muchos de sus tratamientos.

El secreto: una combinación de distintas longitudes de onda, la Nd:YAG y la Er:YAG, que le permiten trabajar en diferentes profundidades de la piel, modificando o eliminando, según sea necesario, distintos componentes del tejido cutáneo.

Consigue un aspecto más joven

Un ejemplo es su acción rejuvenecedora con la que logra una piel nuevamente tersa y sin flacidez, tanto en el rostro como en el cuerpo: al aplicar la luz láser a las células cutáneas, las fibras del colágeno existente se contraen, proporcionando un tensado de la piel evidente desde el primer momento; además, la acción provoca la activación de la generación de nuevo colágeno, con lo que la mejora de la piel irá en aumento días después de la sesión.

La precisión es tal que por muy contundente que sea su trabajo con la piel, la superficie de esta no se ve afectada, por lo que este método es totalmente aconsejable para el verano: podrás lucir el resultado del tratamiento desde el instante que salgas de la sesión, sin que tu piel muestre rojeces, quemaduras u otro tipo de lesiones.

Se puede considerar, por tanto, que el Fotona SP Dinamys Pro es un dispositivo que proporciona tratamientos no invasivos y altamente eficaces. Y no solo para el rejuvenecimiento. Veamos:

Resuelve problemas “difíciles”…

… Como algunas molestias ginecológicas:
Al igual que en la piel de cuerpo y rostro, el láser ya ha demostrado su buen hacer resolviendo problemas ginecológicos, como la incontinencia urinaria de esfuerzo o el prolapso vaginal, entre otros.
El principio de acción es el mismo que el descrito anteriormente: un retensado de la mucosa de la zona y la estimulación de la generación de colágeno.

…Como los molestos ronquidos:
El estiramiento de las fibras de colágeno, aplicado en este caso sobre la zona del paladar blando, es lo que reduce y atenúa los ronquidos de forma evidente, facilitando un mejor descanso al paciente y disminuyendo el riesgo de apneas.

…Como el vello corporal y facial:
Este láser de alto rendimiento consigue una fotodepilación permanente de manera rápida y segura, incidiendo directamente sobre el folículo y respetando en todo momento el tejido circundante.

…Como la onicomicosis:
Las infecciones en las uñas de los pies son persistentes y duraderas, incluso siguiendo algún tipo de tratamiento. La aplicación del Fotona SP Dinamys Pro sobre la uña afectada conduce el calor de la luz láser hasta la profundidad adecuada, logrando resultados de manera rápida e indolora.

Indiscutible: el Fotona SP Dinamys Pro tiene una posibilidades increíbles, que sin duda se merecen más de un artículo.

Share Button

Medicina estética rima con ética

Cada año, en cuanto se acerca el buen tiempo, millones de personas vuelven a poner sus ilusiones en productos milagro que afirman poder acabar, sin esfuerzo y sin privarse de nada, con la celulitis, los kilos de más, la grasa acumulada, los signos de envejecimiento, … Alimentando estas esperanzas, todo un complejo entramado de marcas y negocios y la pasión, tan humana, por el consumismo, un afán nunca satisfecho por “tener”, y tenerlo ya, para desecharlo al momento siguiente y así poder seguir anhelando lo próximo.

Cremas, ampollas, pastillas, aparatos, prendas de vestir con innovadoras sustancias incorporadas… prometen y prometen en base a unos argumentos que cualquier persona, si se detuviera un momento a reflexionar, podría descartar razonablemente. Pero somos seres con tendencia a creer en los cantos de sirena, una y otra vez. Y si nos engañan un año, al siguiente estamos dispuestos a volver a creer en los milagros.

El inmenso mercado alrededor de este sector, enfocado a incrementar los millones de euros que se mueven en él, se inventa argumentos científicos que avalan estos productos o tratamientos: laboratorios que crean nombres de principios activos inexistentes, que ponen las explicaciones en boca de un “médico” para otorgarles mayor seriedad y/o se refieren a “estudios científicos” poco transparentes cuando no inexistentes.

Es imposible que un científico no sepa que, por ejemplo, la crema que te está intentando vender no le va hacer a tu celulitis ni cosquillas. Como mucho, va a mejorar ligeramente la apariencia de la piel.

Lo mismo se puede aplicar a productos o terapias contra la grasa, el sobrepeso, las arrugas, la calvicie…

También ocurre con la aparatología estética. Fabricantes que, utilizando un lenguaje médico y apropiándose de un argumentario científico, defienden resultados que sus máquinas están muy lejos de poder ofrecer. Una muestra reciente de este abuso de la buena fe de los/las clientes (por no calificarla directamente de estafa) es la proliferación de supuestos aparatos de criolipólisis, para eliminar definitivamente la grasa localizada.

Centros de medicina estética, establecimientos de estética, e incluso peluquerías, aseguran tener el aparato crucial para destruir la grasa con la efectividad de una liposucción quirúrgica, a pesar de saber que la máquina que tienen no puede conseguir lo que promete, que solo un aparato médico de nombre CoolSculpting® tiene la capacidad real y comprobada de eliminar las células grasas para siempre.

En definitiva, en el campo de la estética en general y la medicina estética en particular no ocurre ni más ni menos que lo que sucede en otros mercados. Sin embargo hay un factor que para profesionales médico-estéticos comprometidos con su profesión, como la Dra. Ponga, supone un agravante fundamental: hablamos de una especialidad médica, un campo íntimamente vinculado a la salud; un sector donde la ética debe guiar todas las acciones, en perfecta sintonía con el juramento hipocrático.

El mundo de la medicina estética avanza a pasos agigantados y efectos que hace poco no podía prometer son ahora posibles. Es exigible que al cliente se le informe exactamente de lo que puede o no puede conseguir de momento. Si todos los profesionales implicados pusiéramos el respeto por la persona/cliente en el centro de nuestras acciones, este maravilloso sector ganaría en credibilidad y prestigio.

Share Button

Qué es la medicina estética

Para definir qué es medicina estética debemos partir de los dos elementos que componen este término: lograr unos resultados estéticos a través de procedimientos médicos.

La salud para la medicina estética

Estamos, por tanto, en el terreno de los facultativos, y no es redundante recordarlo, teniendo en cuenta que existen personas capaces de aplicar tratamientos médico-estéticos a clientes incautos. La dra. Ponga siempre hace hincapié en esta idea, porque como médico, para ella lo más importante es la salud de sus pacientes.

En este punto se introduce el primero de los tres factores fundamentales para la medicina estética, tal como la entiende y la practica la dra. Ponga junto a su equipo de Gaia Pro Aging: la salud.

La belleza y la medicina estética

El segundo de estos factores es la estética, la belleza, un concepto subjetivo y cultural difícil de definir, pero que en todo caso supone una cierta combinación de armonía y singularidad, una mezcla de lo que cada uno considera atractivo y lo que socialmente se reconoce como tal.

Con la definición de belleza entramos en terrenos inestables y opinables, pero en todo caso, parece que la tendencia actual es considerar que no se trata de algo puramente externo, sino que tiene que ver con la personalidad, el estado de ánimo, la actitud, elementos del interior de cada persona.

La medicina estética en la balanza

Para la dra. Ponga, el tercer componente de la medicina estética es el equilibrio. Algo a reivindicar especialmente a la vista de los grandes excesos que se realizan en este campo y del que todos somos testigos en transformaciones de las caras de algunas celebrities, verdaderas metamorfosis “para no dormir”.

Equilibrio para aplicar los tratamientos en su justa medida, la que permita recuperar el aspecto único e intransferible de un rostro que, por ejemplo, presenta síntomas de envejecimiento. Sin añadir nada que no le sea propio, sin tapar ni deformar.


Se trata de guiarse por lo natural y, en primer lugar, dejar que la piel cumpla su papel y sea la expresión de salud y felicidad interior. ¿Cómo? Simplemente aportándole aquello que va perdiendo con los años, y reponiendo las reservas que va consumiendo y que le es más difícil de reponer.

Este es el secreto para conservar una piel radiante y espléndida, bella a cualquier edad.

Afortunadamente, cada vez más son los tratamientos, tanto faciales como corporales, al alcance de especialistas para avanzar en el camino hacia la belleza, no solo garantizando la salud de la piel, sino preservando ese “algo” que hace único tu rostro y tu cuerpo.

Y este segundo nivel solo está al alcance de algunos profesionales de la medicina estética, como la dra. Ponga: la facultad, el “tacto”, el sentido estético capaz de captar ese “algo especial”, tan sutil y difícil de atrapar, y mantenerlo intacto después de los tratamientos.

Para la dra. Ponga y su equipo, la medicina estética se basa en ese trinomio inseparable de belleza, salud, equilibrio, a partir del que, con gran pericia médica y mucha sensibilidad estética, ofrecerte una imagen rejuvenecida de ti, como de hace diez años, proporcionándote tu mejor versión.

Share Button

La lipotransferencia, o cómo rejuvenecer gracias a tu tejido graso

Quién no se ha mirado al espejo alguna vez pensando “quitaría de aquí”, “me pondría un poco aquí”, “eso de ahí, fuera”… Esta escena, que parece una ilusión, ya es posible con lo más nuevo en tratamientos médico estéticos. Hablamos de la lipotransferencia, o, lo que es lo mismo, transferir tu propio tejido graso a la zona donde necesitas aumentar de volumen.

Uno de los síntomas del paso del tiempo es precisamente la pérdida de dicho volumen, tanto en el rostro -por ejemplo, los pómulos, la zona de las sienes, etc.- como en el cuerpo: glúteos, pechos… Hasta ahora, la medicina estética ha ido echando mano de sustancias de relleno, cada vez más inocuas, es verdad, y biocompatibles. Pero nada comparable a este nuevo método, que supone un antes y un después en los tratamientos de rejuvenecimiento.

Porque no hay nada más compatible contigo que tu propio tejido, la lipotransferencia utiliza tus células grasas (grasa autóloga) para conseguir el resultado esperado: reponer el volumen perdido.

El sistema tiene además otras virtudes como tratamiento de rejuvenecimiento: las células transferidas envían señales al tejido circundante y lo estimulan en su funcionamiento; como, por ejemplo, favoreciendo la generación de colágeno. El resultado son unos contornos de nuestro rostro o silueta como los que teníamos años atrás, y una piel revitalizada, más tersa y de aspecto saludable.

Otra de sus virtudes, que se deduce de lo comentado hasta ahora, es su seguridad, al no crear rechazos. En este aspecto, no está de más señalar la importancia del/la profesional médico/a que lo aplica. En Gaia pro Aging contamos con la experiencia de la dra. Ponga, que no solo vela para que todo el proceso se realice con absolutas garantías a ese nivel, sino que, sobre todo en los tratamientos de rejuvenecimiento facial, también está en su mano controlar que la reposición del volumen no entre en contradicción con los rasgos originales del paciente.

En este tipo de tratamientos, gracias a su gran sentido estético, la dra. Ponga puede responder al compromiso de respetar la personalidad del paciente y bajo ningún concepto deformar los volúmenes hacia medidas que no son propias de esa persona. Porque todos queremos un aspecto joven, claro está, pero sin dejar de ser nosotros mismos.

Share Button