Posts Tagged Plasma Rico en Plaquetas

El tratamiento exclusivo Plasma Light recupera tu piel tras el verano

Estas son una fechas duras para nuestra piel. Durante meses ha soportado demasiado sol, demasiados cambios de horarios y alimentación y poca hidratación. Los centros médico-estéticos se dedican estos días a reparar estos efectos, poniendo para ello todos los medios y terapias disponibles: peelings superficiales, ácido hialurónico, vitaminas, etc.

La dra. Ponga, experta y formadora internacional en los tratamientos más innovadores, ha querido ir más allá para devolver a sus pacientes la luminosidad y tersura que desean recuperar, desarrollando una técnica propia a partir de uno de los recursos médicos más interesantes de los últimos tiempos: el Plasma Rico en Plaquetas.

Plasma Rico en Plaquetas, un tratamiento poderoso… también en superficie

De las extraordinarias cualidades reparadoras del Plasma Rico en Plaquetas ya hablamos en un artículo anterior. Nuestra propia sangre, tratada convenientemente e introducida de nuevo en nuestro organismo, estimula los factores de crecimiento de nuestro cuerpo, que son capaces de reparar tejidos y regenerarlos.

Habitualmente, en medicina estética el tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas se realiza a diferentes niveles del tejido cutáneo, desde la grasa hasta la epidermis. Comprobados los espectaculares efectos que consigue al tratar la piel de sus pacientes con este sistema, la dra. Ponga se preguntó por qué no utilizarlo para mejorar el estado de la zona más superficial del tejido, aquella que en esta época conviene tratar.

Con este fin, la doctora ha ideado una terapia exclusiva que ha bautizado con el nombre de Plasma Light.

Plasma Light, tu cutis recupera su luz

El Plasma Light es un tratamiento que utiliza un dispositivo electrónico especial, el Dermastick, con el que se consigue realizar un peeling superficial al mismo tiempo que se introduce en la dermis el Plasma Rico en Plaquetas del propio paciente.

En este vídeo, la dra. Ponga te presenta el Dermastick:

La dra. Ponga aplica esta técnica en cualquiera de las zonas que se han expuesto al sol: cara, cuello, manos, escote… Con una sola sesión ya se logran resultados significativos:

  • el colágeno se regenera,
  • aumenta la producción de elastina,
  • las pequeñas arrugas se difuminan,
  • la piel luce un aspecto más luminoso y terso,

Siguiendo sus principios de decantarse por tratamientos cada vez más eficaces pero menos invasivos, la doctora ha comprobado como el Plasma Light es indoloro, no produce hematomas y permite que el paciente continúe con su ritmo de vida habitual al momento; incluso puede maquillarse al acabar la sesión.

Un nombre muy acertado –“Light” quiere decir “ligero” y también “luz” en inglés; la técnica se basa en una utilización más “ligera” del Plasma Rico en Plaquetas y aporta luz a la piel), para un tratamiento muy demandado tras el verano y que sin duda dará mucho que hablar.

Share Button

Internet y la medicina estética

Que internet ha beneficiado a la medicina estética en muchos aspectos es indiscutible. Basta con poner como ejemplo todos los artículos que, como este, escribimos los profesionales del sector para acercar los numerosos tratamientos, muchos de ellos extremadamente sofisticados, al público en general.

Asimismo, los centros divulgamos consejos que pueden ser útiles a muchas más personas, más allá de los pacientes que acuden a la consulta. Y también, muy importante, intentamos utilizar en la medida de lo posible la gran repercusión de este canal, sobre todo a través de las redes sociales, para alertar sobre “malas prácticas” de la medicina estética, que haberlas, haylas.

Sin embargo, internet también ha aportado inconvenientes a este sector. Uno de ellos tiene consecuencias negativas tanto para los profesionales como para las personas interesadas en seguir una terapia médico-estética. Se trata de la credibilidad: ¿qué merece más confianza: la recomendación médica basada en evidencias científicas o la percepción de una persona respecto a un tratamiento?

He aquí un ejemplo: hace unas semanas, se presentó en la consulta una señora de unos 60 años interesándose en rejuvenecimiento facial.

¿Ácido hialurónico o Factores de Crecimiento Plaquetario? ¿Qué eliges?

Nunca se había hecho nada antes, pero había oído hablar del ácido hialurónico. Una vez examinado su caso –edad, tipo de piel, etc.- la dra. Ponga le recomendó como tratamiento preferente los Factores de Crecimiento Plaquetario (FCP) o Plasma Rico en Plaquetas y, como segunda opción, el ácido hialurónico. Ambas terapias tienen un precio similar y la misma pauta: tres sesiones, una cada mes. La doctora le explicó la diferencias entre ambas y el porqué de su recomendación.

La señora cogió cita para su tratamiento con FCP, convencida de que este sistema, que utiliza una fracción de la propia sangre del paciente, era lo más efectivo para devolver a su piel envejecida una nueva densidad, luminosidad y tensión.

El día de su cita, antes de empezar, sorprendió a todo el equipo, doctora incluida, al manifestar que prefería seguir un tratamiento con hialurónico. Al parecer, su argumento “indiscutible” era que había encontrado en las redes un par de entrevistas a famosas que, a pesar de haber seguido un tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas, no era apreciable ninguna mejora en su aspecto.

Así que, con una gran pena por la oportunidad que esta señora estaba desaprovechando, la doctora Ponga le aplicó ácido hialurónico, también recomendable, pero de resultados a años luz de los FCP en cuanto a efecto rejuvenecedor en el caso de esta señora.

Este problema afecta a todos los campos médicos (todo el mundo consulta en internet diagnósticos y tratamientos como si no hubiera un mañana), pero en el caso de la medicina estética ocurre más a menudo, porque parece un tema más superficial. Pero no hemos de olvidar que también a este nivel, hay decisiones más efectivas que otras, y en muchos casos, más saludables.

En conclusión, si va a invertir un dinero en un tratamiento médico estético, primero busque un profesional en el que pueda depositar toda su confianza. Y segundo, no ponga en duda su recomendación: seguro que busca el mejor de los resultados, con la mayor seguridad para su salud.

Share Button

Plasma Rico en Plaquetas: tu piel con poder para regenerarse ella misma

Buscando siempre el tratamiento menos invasivo y al mismo tiempo más efectivo e innovador para rejuvenecer la piel en Gaia Pro Aging nos encontramos con el Plasma Rico en Plaquetas, también conocido como tratamiento con Factores de Crecimiento.

Consiste en aprovechar el poder regenerador de determinadas células del propio paciente para activar los componentes del tejido cutáneo responsables de la renovación, la elasticidad y la firmeza de la piel.

Sus efectos son espectaculares, por lo que su aplicación es especialmente aconsejable para tratar ciertos problemas. He aquí una lista de los más frecuentes:

  • eliminar arrugas
  • acelerar la cicatrización de quemaduras
  • corregir acné
  • hacer desaparecer estrías
  • suprimir queloides, cicatrices y manchas

… y, por supuesto, para toda aquella persona que desee recuperar y/o mantener una piel de aspecto rejuvenecido y saludable. Porque el tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas supone un auténtico renacimiento para el tejido cutáneo.

El poderoso efecto del Plasma Rico en Plaquetas se debe al sabio aprovechamiento de las cualidades reparadoras de algunos componentes de la sangre, especialmente las plaquetas, que tienen la función de intervenir cuando es necesario reparar tejidos, cicatrizar y generar tejido nuevo.

El tratamiento se inicia extrayendo una pequeña cantidad de sangre del paciente, la cual es procesada para lograr una mayor concentración de plaquetas.

El resultado obtenido vuelve a introducirse en la zona a tratar, donde las plaquetas transmiten señales al resto de componentes del tejido consiguiendo que se generen células cutáneas nuevas, así como nuevos vasos sanguíneos. Las primeras determinan una piel de mayor grosor, firmeza y elasticidad; los segundos, favorecen un mejor riego del área y, por tanto, una mayor oxigenación.

Así pues, son componentes del organismo de propio paciente los responsables de esta regeneración y rejuvenecimiento de la piel. Este es uno de los motivos de que el tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas sea tan seguro y natural, sin efectos secundarios. La Dra. Ponga te lo explica en este vídeo con más detalle.

Los deseados cambios se van haciendo más evidentes días después del tratamiento, cuando las células van respondiendo a las señales enviadas por las plaquetas y pasan a la acción. Con pocas sesiones –cada caso requiere una planificación personalizada- y sin dolor, tu rostro puede alcanzar la tersura, densidad y luminosidad de la piel joven.

Share Button