Posts Tagged Gaia Pro Aging

Desde mejorar tu silueta a eliminar los ronquidos… Todo lo que Fotona SP Dinamys Pro puede hacer por ti

Remodelar tu silueta; rejuvenecer el rostro; eliminar manchas, arrugas, imperfecciones cutáneas, bolsas en los ojos, varices, tatuajes; acabar con los ronquidos, solucionar problemas ginecológicos, hacer desaparecer los hongos de las uñas… Pocos dispositivos médico estéticos son tan útiles para tantos casos diferentes como el nuevo láser elegido por la Dra. M. Ponga para muchos de sus tratamientos.

El secreto: una combinación de distintas longitudes de onda, la Nd:YAG y la Er:YAG, que le permiten trabajar en diferentes profundidades de la piel, modificando o eliminando, según sea necesario, distintos componentes del tejido cutáneo.

Consigue un aspecto más joven

Un ejemplo es su acción rejuvenecedora con la que logra una piel nuevamente tersa y sin flacidez, tanto en el rostro como en el cuerpo: al aplicar la luz láser a las células cutáneas, las fibras del colágeno existente se contraen, proporcionando un tensado de la piel evidente desde el primer momento; además, la acción provoca la activación de la generación de nuevo colágeno, con lo que la mejora de la piel irá en aumento días después de la sesión.

La precisión es tal que por muy contundente que sea su trabajo con la piel, la superficie de esta no se ve afectada, por lo que este método es totalmente aconsejable para el verano: podrás lucir el resultado del tratamiento desde el instante que salgas de la sesión, sin que tu piel muestre rojeces, quemaduras u otro tipo de lesiones.

Se puede considerar, por tanto, que el Fotona SP Dinamys Pro es un dispositivo que proporciona tratamientos no invasivos y altamente eficaces. Y no solo para el rejuvenecimiento. Veamos:

Resuelve problemas “difíciles”…

… Como algunas molestias ginecológicas:
Al igual que en la piel de cuerpo y rostro, el láser ya ha demostrado su buen hacer resolviendo problemas ginecológicos, como la incontinencia urinaria de esfuerzo o el prolapso vaginal, entre otros.
El principio de acción es el mismo que el descrito anteriormente: un retensado de la mucosa de la zona y la estimulación de la generación de colágeno.

…Como los molestos ronquidos:
El estiramiento de las fibras de colágeno, aplicado en este caso sobre la zona del paladar blando, es lo que reduce y atenúa los ronquidos de forma evidente, facilitando un mejor descanso al paciente y disminuyendo el riesgo de apneas.

…Como el vello corporal y facial:
Este láser de alto rendimiento consigue una fotodepilación permanente de manera rápida y segura, incidiendo directamente sobre el folículo y respetando en todo momento el tejido circundante.

…Como la onicomicosis:
Las infecciones en las uñas de los pies son persistentes y duraderas, incluso siguiendo algún tipo de tratamiento. La aplicación del Fotona SP Dinamys Pro sobre la uña afectada conduce el calor de la luz láser hasta la profundidad adecuada, logrando resultados de manera rápida e indolora.

Indiscutible: el Fotona SP Dinamys Pro tiene una posibilidades increíbles, que sin duda se merecen más de un artículo.

Share Button

Bótox, un clásico de la medicina estética, vuelve por Navidad

En realidad, no se ha ido en todo el año, pero en estas fiestas que se acercan todos queremos mostrar nuestra mejor cara, y el tratamiento con bótox es una de las soluciones más populares y demandadas, ya que al evitar que se formen las arrugas de expresión, el rostro se muestra más relajado y juvenil.

El bótox apareció en medicina en especialidades como la oftalmología, pero pronto se advirtió su capacidad para borrar las líneas de expresión. El salto a la medicina estética fue fulgurante y a finales de los 90 su éxito en este campo era tal que hasta se agotó en algunas ocasiones.

Toxina botulínica, una neurotoxina domesticada

Ciertamente la toxina botulínia es una sustancia que puede provocar daños en la salud, pero después de tantos años utilizada en medicina, actualmente es una opción cien por cien segura. Se conocen perfectamente las microdosis adecuadas para efectuar la acción deseada sobre la función muscular y no comporta ningún riesgo.

Concretamente, el bótox –nombre comercial de la toxina botulínica- evita que llegue a las células musculares la señal de las células nerviosas que ordenan al músculo que se contraiga. De este modo, al no haber movimiento muscular, la piel de la zona no se frunce y las arrugas no se marcan.

El bótox solo tiene efecto durante un tiempo determinado. Si se va siguiendo un plan de mantenimiento, acudiendo a una sesión para reponer una pequeña cantidad cuando tu médico-estético te lo indique, la arruga deja de existir y en la piel desaparecen incluso las líneas que años atrás ya se habían marcado.

Olvídate de las arrugas de expresión… sin perder tu expresividad

El bótox es invencible en el tratamiento de las arrugas de expresión, aquellas que suelen aparecer a temprana edad y que son producto de nuestros gestos. Sonreír, fruncir el ceño, gritar, entrecerrar los ojos… La gesticulación es el origen de estas arrugas, pero al mismo tiempo nuestros gestos son la expresión de nuestras emociones y de nuestra personalidad. ¿Vamos a renunciar a ellas? Con bótox no hay tal dilema, tú puedes decir “No” a las arrugas proclamando “Sí” a tu expresividad.

Y, aunque estemos cansados de ver en los medios de comunicación caras de famosos inexpresivas o deformadas, como de susto o de velocidad, caras desfiguradas nada agradables de contemplar, hay que recordar que no se deben a la aplicación de bótox, sino a una MALA aplicación de bótox.

Y aquí es donde queremos concluir con un consejo clave: antes de fiestas, prueba una sesión de bótox, pero ponte en manos de un/a profesional que aúne técnica con gusto estético, que domine la sustancia y la anatomía de tu cara, que tenga la maestría de poner la aguja en el punto justo, como un escultor, para lograr que tu personalidad siga intacta en tu expresión y de lo único que no quede rastro sea de tus arrugas. Con una profesional como la dra. M. Ponga, en las reuniones familiares te van a decir más de una vez: “¡Qué bien estás! ¡Cada día más joven!”

Share Button

Cómo mejora tu tratamiento médico-estético con Quantificare

Quantificare es un sistema de imagen 3D aplicado a la medicina estética que permite ver y analizar el estado exacto de la piel y el cuerpo en un momento preciso.

Un dispositivo portátil y manejable realiza fotos tridimensionales de la zona elegida. Sobre estas imágenes 3D se puede efectuar todo tipo de medidas, generar gráficos o reconstrucciones virtuales, etc.

 

En esta web puedes encontrar un vídeo donde conocer con más detalle qué es capaz de hacer.

Esta tecnología única supone una gran ayuda para los profesionales del sector como la dra. M. Ponga… y también para sus pacientes. Vamos a ver por qué:

1- Objectividad

La principal aportación de Quantificare es proporcionar datos objetivos. Y ello es positivo tanto para el profesional como para su paciente. Los tratamientos médico estético originan cambios en el aspecto de la piel y el cuerpo; cambios que, si no se ha tomado una métrica precisa del “antes”, cuando llega el momento del “después” es difícil valorar qué logros se han conseguido con exactitud.

2- Confianza

Que el paciente se fíe de su doctor/a es fundamental en toda especialidad médica, también en la medicina estética. La posibilidad de comprobar sin margen para dudas la efectividad del tratamiento aplicado refuerza la confianza del paciente. Ante las evidencias, no cuestiona los resultados obtenidos, convencido de que el facultativo ha sabido elegir la terapia ideal.

3- Anticipación

El grado de detalle con el que Quantificare puede fotografiar la piel es tal que puede captar alguna irregularidad incluso antes de que esta aparezca en la superficie y, por tanto, el médico puede anticiparse para solucionar el problema antes de que surja.

4- Comparativas

Quantificare permite realizar análisis comparativos entre la piel del paciente y población de referencia. Eso proporciona al médico muchos datos útiles que le sirven en el momento de diagnosticar o evaluar los avances del tratamiento.

5- Simulaciones

Otro gran aporte de este sistema de imagen 3D es la posibilidad de realizar simulaciones, avanzando así los posibles resultados según se decida aplicar una u otra terapia. Tanto el profesional como el/la paciente pueden visualizar cómo será el efecto final del tratamiento elegido.

6- Con todo detalle

Quantificare puede identificar y mostrar con medidas cualquier cambio conseguido, incluso detalles que pueden pasar inadvertidos a simple vista y que son de gran importancia para valorar el tratamiento. Por ejemplo, en este testimonio, la paciente señala con asombro la nueva situación de su ombligo tras una sesión de la liposucción sin cirugía Coolsculpting.

7- Portátil

Es el único sistema portátil y muy fácil de usar. Se adapta perfectamente al desarrollo de la sesión y no sobrecarga tiempos o flujos de trabajo; al revés, proporciona mucha información que queda almacenada para poder ser consultada en el momento que convenga.

En este vídeo, la dra. Ponga te habla un poco más de esta increíble herramienta.

En fin, como con la ecografía cutánea, la Dra. Ponga ha encontrado en Quantificare una inseparable ayuda para ofrecer mejores resultados a todos/as sus pacientes.

Share Button

Redensity. O cómo el ácido hialurónico devuelve la juventud a tu rostro

En el envejecimiento de la piel intervienen muchos factores. Principalmente este proceso viene condicionado por la genética, el paso del tiempo y la exposición al sol. Los efectos que causan no son deseados por nadie: se reduce la producción de colágeno y ácido hialurónico, por lo que la piel pierde elasticidad y se hace más delgada, menos suave; la gravedad provoca que los tejidos caigan, y se creen pliegues en la piel; aparecen manchas, ojeras, arrugas…

En cada persona, estos síntomas se manifiestan antes en una zona o en otra: en la frente y el entrecejo, alrededor de los ojos, alrededor de la boca, en el cuello y escote…

Redensity. Hidratación … y mucho más

Hasta ahora, el consejo más extendido para retrasar este proceso era mantener la piel hidratada. Con el ácido hialurónico se empezó a conseguir una hidratación profunda, impensable de lograr únicamente con cosméticos.

Conforme los tratamientos médico-estéticos van ofreciendo más posibilidades, los profesionales de este campo ya no se conforman con tratar a sus pacientes simplemente con hidratación. Y en eso tiene mucho que ver la nueva generación de ácido hialurónico, producto de los laboratorios Teoxane. Una sustancia evolucionada que hidrata, sí, mucho, y también consigue mucho más:

  • Firmeza y tersura. Porque estimula la generación de colágeno y la regeneración celular.
  • Piel más suave, luminosa y densa. Mejora la calidad del tejido cutáneo desde el interior.
  • Combate los signos de envejecimiento provocados por los rayos solares en la piel, mediante un efecto antioxidante.

En Gaia Pro Aging llamamos a este tratamiento Redensity. Con él, el equipo de la Dra. Ponga redensifica la piel del rostro obteniendo unos resultados espectaculares y, muy importante, completamente naturales.

Cuando rejuvenecer es es natural

La naturalidad es una de las exigencias más generalizadas entre los/as pacientes que siguen un tratamiento médico-estético. Se trata de estar mejor, tener buena cara, pero sin desvelar que se ha hecho terapia.

El ácido hialurónico de Teoxane responde perfectamente a esta tendencia. Su novedosa formulación es prácticamente igual a la que generamos de forma natural en nuestro organismo. Además, se adapta perfectamente a los contornos de nuestro cuerpo y rostro. Aplicado por manos expertas y con criterio estético, devuelve volúmenes, equilibra proporciones y redefine contornos, de una manera natural.

Redensity es un tratamiento que se puede seguir desde la aparición de los primeros síntomas de envejecimiento. Muy recomendable tanto para hombres como para mujeres. La duración del ácido hialurónico aplicado puede alargarse hasta casi dos años. Como no es doloroso y permite seguir con la vida habitual tras la sesión, es fácil y eficaz realizar mini tratamientos de mantenimiento.

De esta manera, mantenemos a raya las arrugas, el descolgamiento, la textura seca y áspera de la piel. Y conservamos un aspecto envidiable, luminoso, descansado, joven y saludable.

Share Button

Internet y la medicina estética

Que internet ha beneficiado a la medicina estética en muchos aspectos es indiscutible. Basta con poner como ejemplo todos los artículos que, como este, escribimos los profesionales del sector para acercar los numerosos tratamientos, muchos de ellos extremadamente sofisticados, al público en general.

Asimismo, los centros divulgamos consejos que pueden ser útiles a muchas más personas, más allá de los pacientes que acuden a la consulta. Y también, muy importante, intentamos utilizar en la medida de lo posible la gran repercusión de este canal, sobre todo a través de las redes sociales, para alertar sobre “malas prácticas” de la medicina estética, que haberlas, haylas.

Sin embargo, internet también ha aportado inconvenientes a este sector. Uno de ellos tiene consecuencias negativas tanto para los profesionales como para las personas interesadas en seguir una terapia médico-estética. Se trata de la credibilidad: ¿qué merece más confianza: la recomendación médica basada en evidencias científicas o la percepción de una persona respecto a un tratamiento?

He aquí un ejemplo: hace unas semanas, se presentó en la consulta una señora de unos 60 años interesándose en rejuvenecimiento facial.

¿Ácido hialurónico o Factores de Crecimiento Plaquetario? ¿Qué eliges?

Nunca se había hecho nada antes, pero había oído hablar del ácido hialurónico. Una vez examinado su caso –edad, tipo de piel, etc.- la dra. Ponga le recomendó como tratamiento preferente los Factores de Crecimiento Plaquetario (FCP) o Plasma Rico en Plaquetas y, como segunda opción, el ácido hialurónico. Ambas terapias tienen un precio similar y la misma pauta: tres sesiones, una cada mes. La doctora le explicó la diferencias entre ambas y el porqué de su recomendación.

La señora cogió cita para su tratamiento con FCP, convencida de que este sistema, que utiliza una fracción de la propia sangre del paciente, era lo más efectivo para devolver a su piel envejecida una nueva densidad, luminosidad y tensión.

El día de su cita, antes de empezar, sorprendió a todo el equipo, doctora incluida, al manifestar que prefería seguir un tratamiento con hialurónico. Al parecer, su argumento “indiscutible” era que había encontrado en las redes un par de entrevistas a famosas que, a pesar de haber seguido un tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas, no era apreciable ninguna mejora en su aspecto.

Así que, con una gran pena por la oportunidad que esta señora estaba desaprovechando, la doctora Ponga le aplicó ácido hialurónico, también recomendable, pero de resultados a años luz de los FCP en cuanto a efecto rejuvenecedor en el caso de esta señora.

Este problema afecta a todos los campos médicos (todo el mundo consulta en internet diagnósticos y tratamientos como si no hubiera un mañana), pero en el caso de la medicina estética ocurre más a menudo, porque parece un tema más superficial. Pero no hemos de olvidar que también a este nivel, hay decisiones más efectivas que otras, y en muchos casos, más saludables.

En conclusión, si va a invertir un dinero en un tratamiento médico estético, primero busque un profesional en el que pueda depositar toda su confianza. Y segundo, no ponga en duda su recomendación: seguro que busca el mejor de los resultados, con la mayor seguridad para su salud.

Share Button

Qué es la medicina estética

Para definir qué es medicina estética debemos partir de los dos elementos que componen este término: lograr unos resultados estéticos a través de procedimientos médicos.

La salud para la medicina estética

Estamos, por tanto, en el terreno de los facultativos, y no es redundante recordarlo, teniendo en cuenta que existen personas capaces de aplicar tratamientos médico-estéticos a clientes incautos. La dra. Ponga siempre hace hincapié en esta idea, porque como médico, para ella lo más importante es la salud de sus pacientes.

En este punto se introduce el primero de los tres factores fundamentales para la medicina estética, tal como la entiende y la practica la dra. Ponga junto a su equipo de Gaia Pro Aging: la salud.

La belleza y la medicina estética

El segundo de estos factores es la estética, la belleza, un concepto subjetivo y cultural difícil de definir, pero que en todo caso supone una cierta combinación de armonía y singularidad, una mezcla de lo que cada uno considera atractivo y lo que socialmente se reconoce como tal.

Con la definición de belleza entramos en terrenos inestables y opinables, pero en todo caso, parece que la tendencia actual es considerar que no se trata de algo puramente externo, sino que tiene que ver con la personalidad, el estado de ánimo, la actitud, elementos del interior de cada persona.

La medicina estética en la balanza

Para la dra. Ponga, el tercer componente de la medicina estética es el equilibrio. Algo a reivindicar especialmente a la vista de los grandes excesos que se realizan en este campo y del que todos somos testigos en transformaciones de las caras de algunas celebrities, verdaderas metamorfosis “para no dormir”.

Equilibrio para aplicar los tratamientos en su justa medida, la que permita recuperar el aspecto único e intransferible de un rostro que, por ejemplo, presenta síntomas de envejecimiento. Sin añadir nada que no le sea propio, sin tapar ni deformar.


Se trata de guiarse por lo natural y, en primer lugar, dejar que la piel cumpla su papel y sea la expresión de salud y felicidad interior. ¿Cómo? Simplemente aportándole aquello que va perdiendo con los años, y reponiendo las reservas que va consumiendo y que le es más difícil de reponer.

Este es el secreto para conservar una piel radiante y espléndida, bella a cualquier edad.

Afortunadamente, cada vez más son los tratamientos, tanto faciales como corporales, al alcance de especialistas para avanzar en el camino hacia la belleza, no solo garantizando la salud de la piel, sino preservando ese “algo” que hace único tu rostro y tu cuerpo.

Y este segundo nivel solo está al alcance de algunos profesionales de la medicina estética, como la dra. Ponga: la facultad, el “tacto”, el sentido estético capaz de captar ese “algo especial”, tan sutil y difícil de atrapar, y mantenerlo intacto después de los tratamientos.

Para la dra. Ponga y su equipo, la medicina estética se basa en ese trinomio inseparable de belleza, salud, equilibrio, a partir del que, con gran pericia médica y mucha sensibilidad estética, ofrecerte una imagen rejuvenecida de ti, como de hace diez años, proporcionándote tu mejor versión.

Share Button