Posts Tagged ecografía cutánea

Cuáles son los pasos para iniciar un tratamiento médico-estético

En respuesta al titular, evidentemente, los pasos dependerán del tratamiento a seguir, pero existen unos puntos más o menos generales que exponemos a continuación.

Los medios cada vez más efectivos con los que cuenta la medicina estética y la preocupación creciente por mantener salud y belleza el mayor tiempo posible han llevado a muchas personas hasta los centros de medicina estética y ha despertado el interés de muchas otras por este tipo de consultas médicas.

Sí, consultas médicas. Porque este artículo, cuya pretensión es hacer más cercanos y habituales estos centros, establece un punto de partida que no debemos olvidar: hablamos de un práctica que pertenece al sector médico.

Este es un factor a tener muy en cuenta, ya que determinará tanto los protocolos a seguir como la actuación del facultativo, comprometido por vocación y juramento con la salud y bienestar de las personas.

De ahí que el primer momento clave antes de empezar el tratamiento sea la sesión del diagnóstico con el/la médico, en nuestro casa, la Dra Ponga. En esta fase, que puede darse o no después de un contacto inicial con la dirección del centro, la doctora escucha al paciente y los motivos que le han llevado hasta ahí.

En base a la observación del cuerpo y la piel del paciente y de un cuestionario sobre sus antecedentes, la Dra. Ponga toma sus decisiones. Entre ellas, puede incluso optar por desaconsejar al paciente el seguir adelante con su idea, o proponerle alguna alternativa más indicada para sus condiciones personales.

Es el momento de informar al paciente de los detalles del tratamiento: en qué consiste, número de sesiones, duración de las mismas, resultados esperados, etc.

En la actualidad, las técnicas son cada vez menos invasivas, por lo que en muchos casos no es necesario contar ni con precauciones especiales ni con un tiempo de recuperación antes de reincorporarse a la actividad cotidiana.

Como decíamos al principio, la fase de aplicación de cada tratamiento es diferente, porque se tiene que adaptar tanto a las características de la terapia como a la singularidad del paciente.

Pero lo que también es una fase común en todos los tratamientos es la cita de seguimiento. En ella, se analizan los resultados obtenidos, que en muchos casos van aumentando conforme pasa el tiempo. Es fundamental para medir bien los resultados el recordar el punto del que se ha partido y, sobre todo, contar con medios capaces de dar una visión objetiva de los avances. Uno de los sistemas más utilizados por la Dra. Ponga es la ecografía cutánea.

Share Button

La ecografía cutánea, la gran aliada en medicina estética

La ecografía es un método de diagnóstico basado en la imagen; esta se forma a partir de ultrasonidos.

Su funcionamiento es muy sencillo: un dispositivo emite ondas de sonido de alta frecuencia (los ultrasonidos; son sonidos que nuestros oídos no pueden percibir) hacia la zona del cuerpo seleccionada y el eco que estas ondas retornan es recogido y procesado para acabar reproduciendo en pantalla la imagen de la zona interna explorada.

Si alguna vez has sido testigo o te has sometido a esta técnica habrás observado que antes de aplicar el dispositivo sobre el cuerpo, se aplica un gel: sirve para que las ondas de sonido se transmitan mejor.

La ecografía nos permite “ver” el interior del cuerpo, por lo que es muy útil en toda especialidad médica: en el seguimiento de un embarazo, para saber el alcance de una lesión, para detectar tumores, etc.

También en medicina estética es un procedimiento fundamental, aunque parezca que la piel, la parte más externa de nuestro organismo, no la necesite, ya que está a la vista.

Sin embargo, en medicina estética la ecografía nos da la oportunidad de “ver la piel desde dentro”, sus capas interiores. Podemos decir que la ecografía ofrece a los médicos estéticos la extraordinaria posibilidad de contar con una visión de 360 grados de la piel, sin someter al paciente a ningún daño ni incomodidad, con esta técnica no invasiva y rápida.

Expertos como la dra. Ponga ya la utilizan en su día a día. Considera que es tan necesaria como en otras especialidades. No hemos de olvidar que la piel también es un órgano de nuestro cuerpo, como el hígado o el oído interno. Requiere, por tanto, la misma atención que el resto del organismo para asegurar su salud y funcionalidad. De hecho, al ser un órgano externo, la piel queda mucho más expuesta a agresiones y desgaste que otras partes del cuerpo.

En este vídeo, la dra. Ponga te explica las principales razones por las que la ecografía cutánea es tan importante en medicina estética.

En conclusión, cuanto más información tenga el/la experto/a en medicina estética sobre tu caso, tu cuerpo y tu piel, más probabilidades tiene de acertar con el tratamiento y de conseguir un resultado final óptimo, respetuoso contigo y tu salud. La ecografía proporciona una información indispensable en todas las fases de proceso.

Share Button